domingo, 3 de septiembre de 2006

A trabajar!

Incorporado plenamente a la actividad desde el 30 de agosto, reanudo hoy la publicación del diario tras unas vacaciones bien aprovechadas. Una semana en Nueva York y 10 días en Menorca me han permitido descansar, desconectar y recuperar fuerzas. Pese a la desconexión, la estancia en Nueva York me proporcionó dos flashes políticos muy interesantes: un breve contacto con el caucus demócrata del Ayuntamiento y su portavoz Christine C. Quinn (los demócratas tienen una amplísima mayoría en concejales electos de Nueva York, pero el alcalde es el republicano Michael Bloomberg, elegido directamente por los neoyorquinos) y un almuerzo con el embajador español ante Naciones Unidas, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, precisamente el día después de la resolución del Consejo de Seguridad sobre el Líbano. En Menorca, donde desconecté del todo, pude saludar, en dos encuentros casuales, a Joana Barceló, Presidenta del Consell Insular, y a Helena Rakosnik, esposa de Artur Mas.

Hacer un resumen de todo el verano resulta tarea imposible, como difícil es resumir la última semana en la que se ha conocido que Joan Clos sustituirá a José Montilla como Ministro de Industria, Comercio y Turismo, y que Jordi Hereu sustituirá a Joan Clos como Alcalde de Barcelona. Continúa la tradición del PSC de aportar dirigentes de relieve a la gobernabilidad de España (Narcís Serra, Ernest Lluch, Joan Majó, Jordi Solé Tura, José Montilla). Clos será un magnífico ministro y Hereu un excelente alcalde. Ha quedado acreditada la capacidad de renovación del PSC y la reacción de nuestros adversarios subraya hasta qué punto los hemos descolocado.

Vayamos por partes. A punto de empezar las vacaciones se produjo el colapso del aeropuerto de El Prat a causa de una acción súbita de los trabajadores de tierra de Iberia. El caos creado y los perjuicios de todo orden a decenas de miles de pasajeros causaron indignación. Se produjeron comparecencias del gobierno de Cataluña y del gobierno de España en las Diputaciones permanentes del Parlament y del Congreso de los Diputados, y también la comparecencia del Delegado del Gobierno en Cataluña ante la Diputación permanente del Parlament. El último Consejo de Ministros aprobó, por primera vez en la historia, un crédito especial para que AENA pueda indemnizar directamente a los afectados y después pueda exigir a Iberia el correspondiente resarcimiento. Afortunadamente se pudo restablecer en un día y medio la normalidad en las operaciones del aeropuerto. Coincido con el comentario que hace hoy Juan-José López Burniol en las páginas de El Periódico. La crisis del aeropuerto volvió a poner sobre la mesa la necesidad de que la Generalidad gestione los aeropuertos catalanes y el nuevo Estatuto señala el camino para conseguirlo.

El gran debate del verano ha sido el de la inmigración. La llegada de un gran número de cayucos a las costas de Canarias y el debate sobre la conveniencia o no de otorgar el derecho a voto en las elecciones municipales a los inmigrantes extracomunitarios han centrado el debate. Es evidente que la inmigración masiva es producto de la extrema pobreza de gran parte de África y que sólo puede encontrar una respuesta de alcance europeo. Sin embargo, hay que decir alto y claro que la inmigración ha sido un factor decisivo en el progreso económico catalán y español de la última década, que no es posible acoger en condiciones adecuadas a todos los inmigrantes que lo desean, que la única inmigración viable es la regulada, con una contrapartida clara de derechos y deberes, voluntad de inserción por parte de la sociedad acogedora, respeto escrupuloso de la diversidad, pero también exigencia de respeto a la ley y a las normas básicas de convivencia (por ejemplo, la radical igualdad de hombres y mujeres y el carácter laico de las instituciones). Afortunadamente, el nuevo Estatuto nos proporciona instrumentos muy importantes para incidir sobre este fenómeno. La cuestión sobre el derecho a voto en las elecciones municipales requiere un amplio acuerdo político y una reforma legal que debe aprobar el Congreso de los Diputados. Personalmente soy favorable a esta reforma que sólo debería tener dos condicionantes: la exigencia de reciprocidad por parte de los países de origen y una residencia continuada con papeles de un mínimo de cinco o siete años.

La guerra del Líbano ha estado también en el centro de las preocupaciones del verano. Las inadmisibles actuaciones de Hezbollah (que socavan el propio gobierno del Líbano) han obtenido una respuesta absolutamente desproporcionada por parte de Israel. El alto el fuego y la ampliación de la misión de Naciones Unidas en el sur del Líbano (FINUL) puede ser el inicio de la fin de la violencia, pero queda aún por resolver la cuestión palestina (tanto Israel como Palestina tienen derecho a un Estado propio y a la seguridad de sus fronteras, lo cual exige el reconocimiento mutuo de sus instituciones democráticas y la recuperación de un proceso de negociación que conduzca a la paz) y la desactivación de procesos desestabilizadores procedentes de la República Islámica de Irán.

En la política española sigue incidiendo de forma muy negativa la radicalización política del PP, ¡que ha llegado a comparar la participación española en la FINUL con la guerra de Irak! Los incendios en Galicia y la indecisión de la izquierda abertzale que no se atreve a romper amarras con la violencia y a reclamar el lugar que podría ocupar en el normal funcionamiento de las instituciones, completan el panorama.

En Cataluña siguen desarrollándose los preparativos electorales. Ha pasado sin pena ni gloria la aprobación de las listas electorales de CiU (¡qué decepción!) y se confirma la falta de argumentos de Artur Mas, “siempre negativo”.

En el súmmum de los despropósitos, Mas se ofrece hoy como alternativa a los catalanistas del PSC y a los maragalllistas! ¡Vaya jeta! CiU ha negado el catalanismo del PSC desde su creación. ¿Cómo podríamos haber perdido algo que según ellos nunca hemos tenido? CiU, que ha lanzado infames campañas de desprestigio contra Maragall, quiere utilizarle ahora en campaña. Parece mentira. Y que lo haga Mas aún peor. Él, que acusaba a ERC de haber puesto la Presidencia de la Generalitat en manos del PSOE precisamente por haber optado por Pasqual Maragall.

El catalanismo de CiU es en gran medida instrumental. ¡Incluso les sirvió de pretexto para votar por dos veces la investidura de Aznar! Este catalanismo instrumental es aún más claro en el caso de Mas, incorporada a la política y al catalanismo a partir del acceso a un cargo. Todo el mundo sabe que de las elecciones solo puede resultar la presidencia de Montilla o la presidencia de Mas. Y todo el mundo sabe que al lado de Mas estará Piqué. Mas afirmó que no puede evitar que el PP le vote en una hipotética investidura. ¡Ya nos ha advertido!

Creo que CiU se equivoca nuevamente en su estrategia, porque Pasqual Maragall trabajará a fondo por la victoria de José Montilla y el socialismo catalán. La gente conoce bien la trayectoria de Pasqual Maragall y del PSC. Sabe que siempre hemos tenido un sólido acuerdo de fondo, forjado en la historia, en los valores y en el proyecto que compartimos. Del mismo modo que todo el mundo sabe que el PSC es un partido muy amplio, diverso y plural. Y que no es un partido basado en el pensamiento único o en el culto al líder. La gente sabe también que Maragall ha hecho honor a sus cargos institucionales y siempre ha antepuesto el servicio a los ciudadanos, como Alcalde y como Presidente. Como lo ha hecho Montilla en sus responsabilidades, y como lo hará como Presidente de Cataluña si obtiene la confianza de los ciudadanos.

Pasqual Maragall siempre ha defendido la personalidad propia del PSC, la necesidad de que el PSC mantuviese una posición plenamente autónoma en defensa del autogobierno de Cataluña y de la España federal. Y como Presidente siempre ha antepuesto lo que él consideraba como interés de Cataluña por encima de cualquier condicionante partidista. Ha demostrado cómo se debe ejercer la Presidencia de la Generalitat. Aunque eso le haya llevado a discrepar, en momentos puntuales, de su partido, del PSOE o de los partidos que formaban su gobierno. Lo explica hoy Ernest Maragall en un largo artículo publicado en El País que conviene leer. A Maragall lo respetamos y le queremos como es, precisamente por ser como es. Y porque él ha respetado también siempre a su partido, el partido de Reventós, Obiols, Serra y Montilla.

La coherencia del planteamiento del PSC también se evidenciará en el programa que está siendo coordinado por Ernest Maragall. He pasado el fin de semana leyendo la propuesta que será sometida al debate de las organizaciones del partido a partir de mañana y aprobada en la Conferencia Nacional del PSC que tendrá lugar los próximos 30 de septiembre y 1 de octubre. ¡Tiene 429 páginas! Un programa amplio y completo para dar respuesta a todas las demandas de la sociedad catalana de hoy. El debate que iniciamos servirá para enriquecer la propuesta y a ella se sumarán los compromisos programáticos personales del candidato.

Acabo. Se cumplen los 1000 días del gobierno catalanista y de izquierdas y es hora de hacer balance. Lo hacían el viernes en rueda de prensa los consejeros Nadal, Saura, Castells, Tura y Geli. Lo hará el Presidente en una conferencia en el Colegio de Arquitectos el próximo día 15. En este web encontraréis un resumen de los 1000 días del gobierno catalanista y de izquierdas en 100 acciones.

Y en el mundo siguen pasando muchas cosas. La negativa de López Obrador de aceptar los resultados de las elecciones presidenciales mexicanas, las próximas elecciones en Suecia que se presentan muy disputadas (web del Partido Socialdemócrata sueco, diario digital en inglés con informaciones sobre las elecciones) o la designación del futuro candidato o candidata socialista a la presidencia de Francia (web del Partido Socialista, web de Segolène Royal, blog de Dominique Strauss-Kahn). Tiempo habrá para comentarlo...



ZW núm. 50 Recomendación de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

http://www.dailykos.com

Markos Moulitsas Zúñiga creó hace cuatro años el blog interactivo Daily Kos. Uno de los blogs políticos de referencia que cuenta con 600.000 visitas diarias y que fue el impulsor de la pasada convención demócrata de bloggers, YearlyKos 2006, celebrada en Las Vegas (EE.UU.) el pasado mes de junio.

Las características de este blog le han valido los primeros puestos en tráfico y en popularidad entre los weblogs, sobre todo en el ámbito de la política. Ofrece un espacio de análisis político y sobre la actualidad nacional americana, desde un enfoque ideológico demócrata. Con una fuerte influencia en los medios norteamericanos, el New York Times, lo define como un “fenómeno cívico” donde se está “forjando una nueva forma de hacer política”.

Entre sus servicios, ofrece una enciclopedia abierta a la participación: dKosopedia. Un proyecto de colaboración de la comunidad de DailyKos para construir una enciclopedia política, escrita desde un punto de vista de izquierdas / progresista / liberal / demócrata, que cuenta actualmente con 6.602 artículos. Este blog se encuentra en la 6ª posición del ránking de los 100 blogs más populares según Technorati.