domingo, 12 de noviembre de 2006

Montilla señala el camino

Aunque la actualidad informativa de la semana ha seguido centrada en el proceso de negociaciones postelectorales, quiero empezar por subrayar la contundente derrota de George Bush en las elecciones norteamericanas. El Partido Demócrata ha alcanzado la mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado. En efecto, en la Cámara de Representantes hay hoy 196 republicanos y 229 demócratas, que han ganado 29 escaños; y en el Senado hay hoy 49 republicanos y 51 demócratas, que han ganado 6 escaños. También se han renovado los gobernadores, que son hoy 21 republicanos y 28 demócratas, que han ganado seis Estados. Las consecuencias no se han hecho esperar y de forma fulminante se ha producido el relevo del Secretario de Defensa Donald Rumsfeld. Habrá que seguir de cerca a la nueva dirección demócrata, con Howard Dean a la cabeza del partido, Nancy Pelosi como Presidenta de la Cámara de Representantes, Rahm Emmanuel, coordinador de los congresistas demócratas, y los senadores Reid, Durbin y Schumer. Todos los analistas señalan que les resultados pueden impulsar la candidatura presidencial de Hillary Clinton. Podéis leer el artículo de Manuel Castells para un análisis más profundo de lo que han supuesto estas elecciones.



Muchos han sido también los artículos dedicados al análisis postelectoral catalán. Conviene no perder de vista los resultados. Os recomiendo un atento estudio de la comparativa de los resultados de todas las elecciones al Parlament celebradas desde 1980. Sobre la configuración de la nueva mayoría parlamentaria no os podéis perder el artículo de Daniel Fernández publicado en el diario Expansión. También son muy recomendables los artículos de Albert Sáez, Antoni Segura, Ferran Gallego y Josep Ramoneda. Por su parte, Pilar Rahola publicó un elogioso artículo sobre José Montilla en El País.

Del próximo Presidente de la Generalitat no os podéis perder ni su intervención de ayer ante el Consell Nacional del PSC ni la entrevista publicada hoy en El Periódico de Catalunya.

Como os decía, no podemos dejar de analizar el resultado electoral y el preocupante nivel de abstención. Lo hacía José Montilla en su intervención antes mencionada. En mi opinión la mejor forma de corregir esta preocupante tendencia es mantener una estricta coherencia entre lo que hemos defendido a lo largo de la campaña electoral y nuestra acción de gobierno. Nos hemos comprometido a poner el Estatuto al servicio de la gente, a desarrollar una ambiciosa política social, a responder con hechos y no palabras, a hacer un gobierno sólido y cohesionado, a seguir haciendo de Cataluña un solo pueblo y una sociedad avanzada. Esta es la mejor manera de responder a la voluntad de los electores y de recuperar la confianza perdida. Estoy convencido de que José Montilla es la mejor garantía de que nuestra actuación se ajustará a estas prioridades.

Todos los analistas están subrayando la rapidez y discreción con la que se están desarrollando las negociaciones, y también los indicios que apuntan al esfuerzo de no repetir los errores que causaron tanto ruido en la anterior legislatura y que perjudicaron la buena percepción de la acción del Gobierno. Esta semana hemos puesto también las bases para la adecuada coordinación de los grupos parlamentarios de la mayoría en el Parlament de Catalunya. Y la semana próxima culminará la negociación del documento programático del gobierno de la Entesa nacional pel progrés. El día 17 se constituirá el nuevo Parlament y, previsiblemente, el debate de investidura tendrá lugar los próximos días 23 y 24 de noviembre.

Ayer se produjo una concentración en la plaza de Sant Jaume rechazando el acuerdo suscrito entre PSC, ERC e ICV-EUiA, y son aún muchos los dirigentes de CDC que están intentando demonizar este entendimiento. No nos cansaremos de explicar que el nuestro es un sistema parlamentario y que, por lo tanto, gobierna quien obtiene mayoría en el Parlamento. CiU debería reflexionar por qué no ha obtenido ningún otro apoyo en el Parlamento. Ni el del PP, rechazado por ellos mismos ante notario –y que hubiese resultado insuficiente- ni el de ERC ni el del PSC. CiU ganó las elecciones en votos y en escaños, pero perdió estrepitosamente el plebiscito contra el gobierno catalanista y de izquierdas en que quiso convertir estas elecciones. Tampoco ha sido nada edificante el espectáculo de ir a Madrid a ganar lo que no se había podido ganar en Cataluña. Los que toda la vida acusaron al PSC de sucursalista intentaron infructuosamente sucursalizar la política catalana. Han cometido el típico error de quien se acaba creyendo sus propias mentiras.

El PSC, en base a su soberanía, tomó sus decisiones en Barcelona. Y era evidente que ni podía renunciar a una presidencia teniendo mayoría suficiente para alcanzarla, ni podía aceptar que sus decisiones fuesen tomadas a Madrid, ni contribuir a certificar la idea de que la izquierda a Cataluña sólo puede gobernar en circunstancias excepcionales.

La celeridad del proceso negociador ha hecho pensar a algunos que el acuerdo ya estaba hecho antes de las elecciones. No es cierto. Lo que sí es cierto es que la campaña desarrollada por CiU permitió madurar una decisión de forma mucho más rápida y sencilla de lo que habíamos pensado.

Ahora toca construir, a partir de lo mucho y bueno realizado por el Gobierno Maragall y aprendiendo también de los errores y carencias que hemos constatado. No estamos, pues, ante una segunda oportunidad, sino ante una nueva oportunidad que no podemos desaprovechar en bien del país y de su gente.




ZW núm. 60 Recomendación de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

http://www.iapc.org/

En un contexto donde se suceden los procesos electorales en todo el mundo, cada vez es más relevante la figura de los consultores políticos y de los expertos en el diseño de estrategias y campañas electorales. Destacan asociaciones como la European Association of Political Consultants (EAPC) o la Asociación Internacional de Consultores Políticos (IAPC) que, hoy domingo y hasta el día 15 de noviembre, celebra en Barcelona su 39ª Conferencia Mundial. La IAPC es una asociación de referencia a nivel internacional que aglutina a consultores polí­ticos de todo el mundo. Fue fundada en 1968 por Joe Napolitan, consultor norteamericano, y Michel Bongrand, consultor político francés. Entre otros temas se analizarán el impacto de las elecciones en EE.UU. o las nuevas herramientas de campaña. Un buen ejemplo del uso de las nuevas tecnologías al servicio de la política lo tenemos en los tres candidatos a las primarias socialistas francesas, que tendrán lugar, en una primera vuelta, el próximo 16 de noviembre: Ségolène Royal, Laurent Fabius y Dominique Strauss-Kahn.

ZV (Zona Vídeo). Para acabar, dos referencias. El Mobile Festival Film donde, desde el día 9 de noviembre, se pueden presentar ya las obras a concurso (exclusivamente videos grabados a través del teléfono móvil) para su segunda edición. Aquí podéis consultar el reglamento para participar. Y, siguiendo la tendencia marcada por YouTube, una iniciativa española: Dalealplay.com, que pretende crear una comunidad virtual alrededor de los videos en español, donde se pueda encontrar la visión iberoamericana sobre temas diversos.