domingo, 3 de febrero de 2008

Frenemos el tsunami integrista!

Cuando el lunes día 21 de enero, en la rueda de prensa posterior a la celebración de la reunión de la Comisión Ejecutiva del PSC, alerté contra el tsunami integrista que está levantando el Partido Popular, no podía ni imaginar hasta qué punto se iba a confirmar el diagnóstico. Algunos quizás pensaron que exageraba. Hoy, cuando todavía resuena la nota de la Conferencia Episcopal Española sobre las próximas elecciones generales y no se apaga la polémica levantada sobre las falsas acusaciones del PP sobre una presunta eutanasia forzosa y generalizada en un centro hospitalario de la Comunidad de Madrid, y cuando todavía hablamos de la sentencia del Tribunal Constitucional que no ha avalado el recurso del PP contra la Ley de la Paridad, podemos ver las cosas con más perspectiva... y comprobar hasta qué punto yo tenía razón al alertar contra el tsunami integrista!

Vamos por partes. Hablemos primero de los obispos, los que callaban cuando el PP negociaba con ETA (calificada por Aznar de Movimiento Vasco de Liberación Nacional) y que cuando gobernaba el PP nunca osaron pedir la revisión de la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres supuestos. Estos mismos obispos consideran hoy que no se puede votar a ningún otraopartido... que no sea el PP. ¿O es que no recuerdan que la autorización parlamentaria para que el Gobierno estableciera contactos con ETA para explorar vías para acabar con la violencia terrorista contó con el apoyo de todos los partidos excepto el PP? ¿O es que no recuerdan que en varias ocasiones han sido precisamente algunos obispos i sacerdotes los que han propiciado o incluso protagonizado algunos contactos con la banda terrorista? ¡Fariseos! Fariseos es la expresión que me viene a la cabeza cuando pienso en estos hombres que dicen hablar en nombre de Dios para favorecer los intereses políticos del sector más ultra del panorama político español.

Por suerte, esta camarilla no representa ni mucho menos a toda la Iglesia. Hoy mismo, el Abad de Montserrat se ha referido a esta cuestión en su Homilía con motivo de la dedicación de la Basílica de Montserrat en términos bien explícitos: “En nuestra sociedad plural, los miembros de la Iglesia no podemos pretender tener ningún monopolio; debemos proponer de una manera serena, atrayente y esperanzada, sin imposiciones, la luz que nos viene del Evangelio sobre la persona humana y la convivencia en sociedad. Lo debemos hacer a través del diálogo y de la misericordia, y no de la confrontación”. En sus palabras encontramos las diferencias entre ser un hombre de Dios o un hombre del PP.

Muchos han sido los articulistas que se han referido a esta cuestión. Sin afán de exhaustividad, quiero recomendaros los artículos de: José Antich, director de La Vanguardia, Alfonso S. Palomares, Juan G. Bedoya, Jesús Maraña (“El octavo mandamiento”), Josep Pernau, Josep Ramoneda, Joan Tapia, Francesc Valls, Reyes Mate y Enric Hernández.

Estas elecciones se presentan más claras que nunca. O seguimos avanzando en la dirección de separar la Iglesia y el Estado o volvemos atrás más de 30 años. ¿Dejaremos que vuelvan los que eliminarían derechos conseguidos en favor de la igualdad de las mujeres, en favor de la igual dignidad de las personas homosexuales o en favor de la investigación con células madre? ¿Dejaremos que vuelvan los tiempos en que las leyes se dictaban según el criterio de la jerarquía eclesiástica a cambio de recibir a quien mandaba bajo palio?

No creo que sea exagerado hablar de tsunami integrista. ¿Cómo calificar sino el intento de evitar que se aplique la legislación que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres supuestos? ¿O los que sencillamente pretenden derogarla? ¿O los que criminalizaron a un equipo médico que sólo hacía bien su trabajo, evitando el dolor a los enfermos? ¿Cómo podrán Esperanza Aguirre y su antiguo Consejero de Sanidad, Manuel Lamela, mirar a los ojos de aquellos a los que condenaron sin pruebas?

Respecto del incorrectamente denominado “caso Leganés” (habría que denominarlo “caso Aguirre”, “caso Lamela” o “caso PP”) podéis leer los artículos de: Javier Pérez Royo, Javier Pradera y Joaquín Estefanía, así como el editorial del diario El País.

Quiero alertar sobre el riesgo de cometer el error de pensar que el problema está en los obispos integristas. Esto es cosa de la Iglesia, ellos sabrán. El problema está en que volvieran al Gobierno los que no harían sino practicar la política que les dictan los sectores más integristas de la jerarquía católica y los sectores más conservadores de la sociedad española. El problema está en que vuelva el PP al gobierno. Este PP. El PP que excluye a Gallardón y Piqué mientras le ríe las gracias a Esperanza Aguirre. El PP que recupera a Manuel Pizarro (si es que nunca lo había perdido) para dar la batalla en favor de los sectores más poderosos. El PP que quiere convertir el Tribunal Constitucional en una tercera cámara que derogue las leyes que amplían los derechos sociales.

De todo esto os podéis hacer una idea más precisa leyendo algunos artículos. Por ejemplo, el magnífico artículo de Santiago Carrillo en la revista El Siglo de Europa con el título “Herodes, Salomé y el Bautista”, el artículo de José Blanco con el título “Rajoy y el desastre colosal” (¿será Pepe Blanco el inspirador del vídeo del PSOE denominado “El cenizo”?), el interesante artículo de Gonzalo López Alba desenmascarando los intentos de presentar al PP como partido de raíces liberales, el artículo de Francesc-Marc Alvaro que hace un retrato de Manuel Pizarro, el editorial del diario El País sobre la Sentencia del Tribunal Constitucional que avala la ley de la paridad, o el artículo de Javier Pérez Royo sobre la misma cuestión, con el título “Tiro por la culata”.

No creo exagerar, pues, cuando califico de tsunami integrista lo que representaría un triunfo del PP. Pero quizás hay quien piensa que es imposible que el PP gane las elecciones. Nada más lejos de la realidad. Esta posibilidad es real. Tomemos por ejemplo la encuesta publicada hoy mismo por el diario El País. Ciertamente la encuesta apunta a una victoria del PSOE, pero es una victoria mínima, con una distancia menor en un punto y medio a la distancia entre los dos partidos en las elecciones generales de 2004. Según la encuesta de Metroscopia dada a conocer hoy por el diario El País, el PSOE obtendría un 42% de los votos (42,6% el 2004) y el PP un 38,6% de los votos (37,7% el 2004). Tampoco esta de más recordar que, en función de la estructura sociodemográfica y el sistema electoral español, si la distancia entre el PSOE y el PP no supera claramente el 3% no es improbable un empate en escaños.

¿Por qué la distancia entre PSOE y PP es tan exigua? La encuesta nos proporciona dos datos esenciales. Primera, la participación que se prevé es tres o cuatro puntos inferior a la registrada en el 2004. Segunda, la fidelidad del electorado del PP (73,3%, es decir de 100 votantes del PP el año 2004, un 73,3% están decididos a volverle a votar) es superior a la fidelidad del electorado socialista (66,5%). Ciertamente el PP genera más rechazo, mientras un 40% de los encuestados dice que nunca le votaría, el PSOE sólo tiene un rechazo del 14%. Además, un 60% de los encuestados están seguros que ganará el PSOE, y esto podría desmotivarlos...

Por esto me hace gracia, por no decir pena, cuando Joan Ridao dice hoy en una entrevista publicada en La Vanguardia que “los votos que vayan al PSC perjudicarán a Catalunya”. Todo el mundo sabe que los votos que van al PSC son los únicos que garantizan que Zapatero sea presidente. Y todo el mundo sabe que es precisamente la distancia entre PSC y PP en Catalunya la que garantiza la victoria socialista en toda España. Quizás algunos independentistas crean que una victoria del PP les iría bien para defender más cómodamente sus tesis, pero una victoria del PP sería la peor noticia para Catalunya y su autogobierno. Y hay que recordar que sólo una clara victoria socialista puede producir un cambio del PP.¿ O es que no nos merecemos tener una derecha liberal conservadora no integrista como la que tienen la mayoría de los países europeos?

Tampoco ha sido demasiado afortunado Durán Lleida esta semana. Presentó a bombo y platillo un Comité de Asesores económicos que después ha resultado que no era tal. Leed la carta de siete de ellos (eran doce) diciendo que no forman parte de este supuesto Comité sino que están al servicio de cualquier responsable político que les pida consejo. Ved las crónicas al respecto de Manel Manchón y Toni Sust en El Periódico de Catalunya y de Miquel Noguer y Serafín del Arco en El País. Por cierto, cada día Durán repite que ningún otro responsable político merece credibilidad. ¿No debería pedir disculpas por haber intentado engañar a los ciudadanos?

Tampoco os deberíais perder la reflexión de Enric Company sobre la campaña de CIU en estas elecciones.

De los muchos temas de campaña, esta semana ha destacado el debate sobre propuestas fiscales. Al respecto os recomiendo el artículo de Carlos Mulas-Granados explicando la propuesta de devolver 400 euros a cada contribuyente defendida por Zapatero, y las reflexiones pidiendo prudencia fiscal de Ignacio Zubiri, Josep Oliver y el editorial del diario El País al respecto.

Sobre cuestiones de debate en la política catalana os recomiendo un artículo de Fabricio Caivano sobre el apoyo a los niños recién llegados en su incorporación al sistema educativo, las bases para el Pacto Nacional sobre Infraestructuras presentadas por el Gobierno de Catalunya, una reflexión de Eudald Carbonell sobre la construcción de identidades, un artículo contundente de Josep Ramoneda contra el miedo a los túneles y a las obras públicas en general, un artículo de Luis de Sebastián defendiendo a los políticos, las propuestas de Carme Chacón sobre infraestructuras ferroviarias, un artículo de Joan J. Guinovart explicando los éxitos de Catalunya en materia de investigación, y una excelente entrevista a Jordi Hereu realizada por David Miró en el diario Público.

Parece que ayer se casó Nicolas Sarkozy con Carla Bruni. Deseémosle suerte en la vida personal, que todo el mundo la merece. Pero políticamente está en horas bajas (al menos así lo demuestran las encuestas) y no parece ser por casualidad. Comprobadlo en el artículo de Olivier Mongin publicado en El País. Aprovecho la boda del Pequeño Nicolás, para recomendar un artículo imprescindible de Daniel Innerarity con el título “La privatización de la vida pública”.

Sobre cuestiones relativas a la política europea os recomiendo la lectura del artículo de Josep Borrell publicado en El Siglo, otro artículo de Josep sobre las políticas europeas contra el cambio climático publicado en El Periódico de Catalunya y el editorial de diario El País, comentando los buenos resultados del SPD en las elecciones en dos Estados alemanes y sus consecuencias para Angela Merkel.

He encontrado muy interesante el artículo de Marek Halter en El País sobre el papel de Siria en los esfuerzos por la paz en Oriente Medio, el artículo de Daniel Barenboim sobre Israel y Palestina, y el artículo de Simon Jenkins en El Mundo sobre las barbaridades cometidas en nombre de la guerra “contra el terrorismo” cuando, por cierto, se cumplen cinco años de la invasión de Irak. Encontraréis también muy interesante el artículo de Fernando Reinares sobre 'yihadismo' paquistaní en Barcelona.

Os recomiendo dos artículos sobre la actual situación económica mundial. Uno de Paul Samuelson con el título “Bush y las actuales tormentas financieras” y el otro de Josep Oliver con el título “¿El final del imperio americano?”.

En fin, esta semana ha dado para mucho en temas internacionales. Sigo de cerca, y con verdadera desesperación, la crisis italiana. ¿Acabará el centro izquierda regalando el gobierno a Berlusconi a causa de errores, divisiones y personalismos desaforados? En fin, prefiero no hablar demasiado de ello...

También sigo con entusiasmo la campaña de las primarias demócratas en los Estados Unidos. Esta semana se ha retirado de la carrera John Edwards, que se había distinguido por defender las opciones más avanzadas en materia de política social, contra la pobreza y la exclusión. Ahora, la carrera es cosa de dos, Hillary Clinton y Barack Obama, que ha conseguido el apoyo del núcleo más influyente de la familia Kennedy. El martes se celebran primarias en veintidós Estados y quizás empezaremos a ver el final del proceso. Hillary va por delante pero Obama ha ido recortando distancias. Podéis leer un buen reportaje en el Magazine digital de La Vanguardia. Por cierto, mañana Núria Ribó presenta su libro “Hillary Clinton. Retorno a la Casa Blanca” en la Sala B de Luz de Gas, coincidiendo con la presentación de mi libro en la FNAC de la Illa Diagonal (Diagonal 545-565) a las 19.30h. ¡Mucha suerte, Núria!

Cuando estoy a punto de acabar recuerdo que no os he dicho nada de la XXII Escuela de Invierno del PSC celebrada este fin de semana en Tarragona. La verdad es que ha sido genial. Ayer por la tarde compartí una fantástica mesa redonda sobre la España plural con Soledad Gallego-Díaz, Javier Pérez Royo y Ferran Mascarell. Os ofrezco la intervención de José Montilla en la clausura y también las 10 propuestas que ha formulado Carme Chacón.

Para seguir mejor la campaña os recomiendo tres webs: el nuevo sitio web de Carme Chacón, el sitio web de campaña de Zapatero y Elecciones 2008.

Y ahora sí que acabo. Recomendándoos un libro de poesía de mi amigo Jaume Subirana que lleva el título “Rapala”. Rapala es un arte de pesca. Si queréis saber más sobre el libro habréis de visitar el blog de Jaume. Es un blog que merece la pena seguir.



ZW núm. 115 Recomendación de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

http://www.coleccionplanta29.com

La Colección Planta29 es una iniciativa de Ediciones del Cobre, la Sociedad de las Indias Electrónicas y BBVA que aborda temas y enfoques distintos que nos ayudan a comprender mejor los nuevos conceptos sobre los que se articula la sociedad red.

La colección cuenta entre sus autores con David de Ugarte, Juan Urrutia, Rosa Jiménez o Francisco Polo, a los que me sumaré, en breve, con la publicación de un libro bajo el título “Políticas”. Entre estos títulos, la colección incluirá una serie de guías que aparecerán anualmente y que ayudarán al usuario/lector a ubicarse en los nuevos mapas de la identidad y la información, como “La gran Guía de los Blogs (2008)“.

Todos los libros se publican, por expresa voluntad de autores y editores, bajo las mismas condiciones de protección de la propiedad intelectual que el tradicional Dominio Público, lo que significa que pueden copiarse, reproducirse, citarse libremente…

El poder de las redes” de David de Ugarte es uno de los libros de referencia para clarificar conceptos y ver cómo podemos articular nuevos modelos de comunicación en este nuevo mundo en red. Desde que apareciera originalmente en Internet, como resultado del proceso abierto de elaboración en el que participó su comunidad de lectores, el libro no ha hecho más que aumentar sus descargas (en su versión pdf) y agotar ejemplares en las librerías.


ZV (Zona Vídeo). Tu.tv ha lanzado una plataforma de difusión electoral con motivo de las próximas elecciones generales del 9 de marzo. La iniciativa cuenta con la participación de los principales partidos políticos y en él se agrupan más de 500 vídeos que recogen desde fragmentos de discursos y mítines a anuncios de campaña y declaraciones de los distintos candidatos.